Plantas de Navidad para adornar nuestro hogar

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Es la hora de decorar nuestro hogar para Navidad y las plantas son un elemento importante de decoración navideña. Aunque la Flor de Pascua es la más famosa, no es la única.

Comenzamos a pensar en la decoración de Navidad de nuestro hogar y un elemento que a veces dejamos olvidado que sin embargo es uno de los adornos más llamativos en las navidades son las plantas de Navidad. Son tan importantes como el belén o el árbol y aunque todos conocemos la típica planta de Navidad, la reina por excelencia en ventas, la flor de pascua, os vamos a enumerar algunas otras plantas típicas navideñas que te ayudarán a dar ese clima de bienestar en tu decoración Navideña.

La flor de Pascua

flor de pascua

Poco a poco la flor de pascua inunda de rojo y forma parte de la de decoración navideña todas partes, casas, oficinas, negocios y empresas. La flor de pascua es de origen mexicano y ya era utilizada por algunos frailes misioneros como adorno de Navidad en sus labores de evangelización. Se trata de una planta que florece en los meses de diciembre y enero y se caracteriza por sus llamativas hojas rojas, aunque actualmente también podemos encontrarla con otras tonalidades, flores de pascua amarillas o incluso flores de pascua blancas.

En su origen eran cultivadas como símbolo de pureza y por sus beneficios medicinales, además se vinculaba su color rojo al color de la sangre, al sufrimiento de los sacrificios.

Conocida también como poinsettia, su nombre científico es euphorbia pulcherrima y en España se ha convertido en una costumbre regalar una flor de pascua a nuestros seres queridos como símbolo de buenos deseos y de buena suerte.

Por cierto, sí que es posible mantenerla viva de un año para otro. En el momento en que se le caigan las hojas debes podarla y dejarle un tallo de 5-6 cm de largo, después trasplántala a una maceta más grande, cuando llegue la primavera tu flor de pascua comenzará de nuevo a brotar. A partir de ahí riégala de vez en cuando sin mojar las hojas y para la próxima Navidad la volverás a tener preciosa.

El acebo

acebo

El acebo es otra de las plantas muy utilizadas en la decoración navideña a pesar de que sus hojas y sus frutos son tóxicos.  Tiene un porte de arbusto denso, destaca por tener las hojas puntiagudas y espinosas y sobre todo por esas bayas rojas que lo caracterizan. Es un adorno navideño perfecto, y si quieres saber algo más, su nombre científico es Ilex aquifolium, no lo confundas con el muérdago.

Los antiguos celtas lo empleaban para atraer la buena suerte y la prosperidad, para los druidas supuestamente era el material utilizaban para confeccionar sus varitas o como corona para sus cabezas. Como muchas de estas antiguas creencias, esta se ha adaptado a la religión católica y aunque hayan perdido su carga mística, actualmente en nuestra decoración navideña lo solemos encontrar en coronas para puertas y en centros de mesa principalmente. Volver a incidir en lo tóxico de el acebo, así que si tienes niños pequeños mucho cuidado de dónde lo colocas.

El muérdago

muerdago

El muérdago, ese parásito tan romántico. Llamado muérdago blanco, liga, visco y hasta confundido con órdago, su nombre científico es Viscum álbum. Es de hojas verdes con fruto de color blanquecino y al igual que el acebo es tóxico si se toma en grandes cantidades.

Es sinónimo de la buena suerte y aunque en España no se muy conocida, su tradición más popular consiste en colocarlo en ramilletes sobre las puertas para dar buena suerte a aquellos que las cruzan. Aunque se cree que esta costumbre proviene de Inglaterra y que cuando pasaba una mujer por debajo de la rama del muérdago debía recibir un beso y así alejar la mala suerte. Así que ya sabes por qué nos besamos bajo el muérdago.

Las Rosas de Navidad

rosas de navidad

Cuenta la leyenda que cuando los Reyes Magos llevaban sus ofrendas a Jesús, una humilde pastora que se dirigía a Belén para ver al Niño Jesús recién nacido cuyo nombre era Madelon, no tenía nada que ofrecerle y comenzó a llorar. Al percatarse de su llanto un ángel le obsequió con una bella rosa blanca para que se la ofreciera a Jesús. Se dice que cada año estas flores de invierno vuelven a florecer para recordarnos la historia de la pastorcita y el ángel.

Pues así nació el Helleborus Niger, la rosa de Navidad, una flor delicada, alegre y atrevida hasta con el frío invernal. No son plantas muy baratas ni muy conocidas pero sí muy duraderas y florecen cuando otras no lo hacen.

El cactus de Navidad

cactus de navidad

Es un cactus, pero no se comporta como tal ya que no proviene de lugares secos, proviene de zonas tropicales de Brasil y florece en Navidad.  Se riega una o dos veces a la semana y es resistente a las temperaturas interiores de una casa y aunque la luz es importante para él, no dejes nunca que sea directa Es una planta muy sencilla de cultivar, puedes colgarlo en una cesta y dejar que sus tallos cilíndricos y hojas planas caigan sobre el macetero. La floración es entre noviembre y enero con grandes flores fucsias, rojas y otras veces blancas. Si acortas las horas de luz durante el invierno favorecerás la abundancia de flores y lo tendrás espectacular para cuando llegue la Navidad.

La Nandina

nandina

La nandina, bambú sagrado o bambú divino es otra de las plantas de navidad faciles de cuidar. Es un arbusto que recuerda al bambú cuyas hojas son muy delicadas y forman filigranas que se vuelven rojas en otoño. Además da flores blancas pequeñas de unos 5 cm de diámetro y a continuación unos frutos rojos que permanecen hasta primavera. Es ideal por su tamaño para usarla en centros de mesa o estanterías y repisas.

 

El musgo de Navidad

musgo de navidad

Casi me olvido de él, pero aquellos que lo usan para simular césped en sus belenes no me lo perdonarían. ¿Qué es un nacimiento si su verde musgo bordeando el pesebre?. Crece sobre suelos de bosque húmedos y frescos y es fácil de encontrar en jardines o campos de nuestro alrededor durante la época de Navidad. Crece sobre rocas, sobre los troncos del árbol aunque si estás dispuesto a recogerlo tú mismo sé prudente y procura extraerlo de manera consciente, puedes hacerlo desaparecer de la zona de extracción si te sobrepasas. Personalmente creo que deberías optar por sustituirlo en tus representaciones navideñas por alguno artificial.

Nos gusta la navidad y con las plantas de Navidad además de adornar haremos que nuestro hogar nos mejore el estado de ánimo y nos impregnen de energía positiva. Relajación, fortuna, dinero, aromas, malas vibraciones, buena suerte… podríamos enumerar los cientos de características positivas que se les atribuyen a cada planta pero creo que quienes las tienen en casa ya las conocen. Recuerda que las plantas son seres vivos y como tales necesitan unos cuidados, son agradecidas así trátalas con mimo y cuenta con ellas a la hora de tus decoraciones navideñas. Te lo agradecerán.

Video 5 Plantas típicas de Navidad