1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

La Navidad es una costumbre que muchos disfrutamos en familia y en la mia en concreto aprovechamos los primeros días de diciembre para ponernos manos a la obra, armamos el árbol, montamos el Belén y decoramos la casa con luces y guirnaldas para recibir la Navidad. Así hasta el 6 de enero, el Día de Reyes, cuando todo «vuelve a la normalidad».

Seguro que alguna vez te has preguntado el significado de esta tradición y cuál es su origen. Obviamente va mas allá de lo meramente comercial, es una costumbre ligada a la religión, a la esperanza y a la celebración.

Historia del árbol de Navidad
La tradición de usar un árbol de Navidad viene ligada a los pueblos germanos, ellos estaban convencidos de que tanto la Tierra como los demás astros del universo colgaban de un gigantesco árbol, el Árbol del Universo o Divino Idrasil, con raíces tan profundas que llegaban al mismísimo infierno y su copa se perdía en la inmensidad del cielo. Parece ser que era un gran roble al cual adoraban y decoraban con antorchas para bailar a su alrededor en las celebraciones. Fue sobre el siglo VIII cuando San Bonifacio que predicaba entre esos pueblos germanos taló ese gran árbol que cayó y en su caída derribó a todos los demás árboles que había a su alrededor. Todos a excepción de un pequeño abeto que se salvó de la tragedia. “He aquí el árbol del Señor. Llamadlo desde ahora el Árbol del niño Jesús”. (Ecce arbor Domini; vocate illum abies Yhesu).

A partir de ese momento con la llegada de la Navidad se adornaba ese abeto con flores de papel, caramelos, velas y manzanas para celebrar el nacimiento de Jesús. En la simbología cristiana las manzanas representan tentaciones, las velas son la luz del mundo y ese abeto de hoja perenne que es símbolo de vida eterna.

Así fue cómo se extendió esta tradición navideña y a día de hoy se ha hecho tan común en todos los continentes. Se tienen datos del primer árbol de Navidad visto en Alemania en 1605 y a partir de entonces comenzó a difundirse por los demás países europeos. A España llegó en 1870 a Madrid concretamente en el Palacio de Alcañices, ubicado en el actual edificio del Banco de España y fue una princesa de origen ruso que se llamaba Sofia Troubetzkoy casada con el Marqués de Alcañices quien llegadas las navidades decidió adornar su hogar al más puro estilo europeo. Como centro de decoración usaron un enorme abeto iluminado que fue el primero de muchos que comenzaron a usarse a partir de ese momento en la ciudad y en el resto de España.  

¿Qué significan los adornos del árbol de Navidad?

Con el paso de los años esas manzanas, velas y demás objetos decorativos se fueron convirtiendo para dar paso a las guirnaldas de colores, luces, estrella de Navidad, bolas de Navidad… que actualmente usamos en la decoración de nuestro árbol de Navidad.

-Las bolas de Navidad representan los Dones que Dios entrega a los hombres. Las bolas de navidad de color azul simbolizan el arrepentimiento, las bolas rojas las súplicas, las doradas representan las alabanzas y las plateadas el agradecimiento.

-La estrella de Navidad siempre preside nuestro árbol de Navidad y representa la fe que guía la vida cristiana.

-Cintas y guirnaldas son símbolo de unión familiar y la presencia de seres queridos alrededor de todos estas ofrendas.

-Angelitos. Los que nos protegen, los mensajeros entre el cielo y nosotros.

-Las luces de Navidad. Ellas son las que iluminan el camino de nuestras vidas, del amor y de la fe.

Lo importante a fin de cuentas es compartir las tradiciones familiares y la navidad. Ser a la vez ser capaz de transmitir la importancia de dar y recibir amor, de ser solidarios, de ayudar y sobre todo de disfrutar de las pequeñas cosas de la vida.

Video- San bonifacio y el Pino de Navidad.